jueves, 16 de enero de 2014

ALBÓNDIGAS CON SALSA DE ZANAHORIAS (reeditada)

 
Esta receta la preparaba mi suegra y le salía riquísima.
No os ha pasado nunca olvidar alguna receta que os gusta mucho? A mi me había pasado con ésta, hacía varios años que no la preparaba, así que si no vuelve a caer en el olvido, espero prepararla muchas más veces.
 
Bueno, vamos a la cocina y empecemos. Delantal, manos lavadas? Pues ... al turrón!!!!!.
 
 
 
INGREDIENTES PARA LAS ALBÓNDIGAS:

500 gr de ternera picada
300 gr de magro picado
Leche
2 huevos
2 rebanadas de pan de molde sin corteza
Piñones
Ajo, perejil, sal y pimienta
Harina para rebozar.
 
INGREDIENTES PARA LA SALSA:
 
1 hueso de ternera
5 ó 6 zanahorias grandes
1 patata pequeña
 
 
PREPARACIÓN MÉTODO TRADICIONAL Y FUSSIONCOOK:

Añade agua en una olla y ponla a calentar, agrega el hueso de ternera, las zanahorias y la patata pelada y troceada y que no se te olvide la sal y un consejo, siempre que pongas agua al fuego recuerda que debes poner la sal una vez haya empezado a hervir porque si lo haces al contrario, el agua tardará más en hervir.

Si lo preparas con la FUSSIONCOOK pon los ingredientes dentro de la olla y programa menú guiso.

Mientras se hace el caldo vamos a preparar las albóndigas empezaremos por poner en un bol las 2 rebanadas de pan de molde sin corteza y le añadiremos leche para que se empapen pero no le pongas demasiada, sólo la suficiente como para que se la embeba y que no sobre leche.

A continuación bate los huevos, le añadimos los piñones, el ajito y el perejil picados y la sal y la pimienta. También le añadiremos el pan sin corteza. Mezclamos bien todos estos ingredientes y haremos las albóndigas ayudándonos con dos cucharas, con la mano o como tengas costumbre de hacerlas y las pasaremos por harina, pero procura que sea una capa fina.
 
Pon aceite en una sartén y fríe las albóndigas y resérvalas en la misma sartén.
 
Una vez haya cocido la verdura y el hueso, tritura con la Thermomix  las zanahorias y la patata con un poco del caldo de la olla. Reserva el caldo que te sobre. Rectifica de sal si hace falta y agrega esta salsa a la cazuela donde tienes las albóndigas fritas. Ponlas a fuego medio durante unos 10 minutos para que las albóndigas absorban el sabor de la salsa.
 
Si se te espesa demasiado la salsa, añade un poco más del caldo que hemos reservado.
 
Ya verás que plato más rico.
 
Por cierto, el caldo que te ha sobrado lo puedes guardar y preparar unos fideos que no tenemos que tirar nada.
 

1 comentario:

  1. Un plato de los de toda la vida y de los buenos de verdad.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por entrar y por dejarme tu comentario, saber que estás ahí me anima a seguir colgando recetas.